Vie. Ago 12th, 2022

Sandra Cuevas: ¿cuál es el deportivo que cerró y por el que la inhabilitaron?

Cuidad de México | 20 de junio de 2022. | Redacción.-

La alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, fue inhabilitada por segunda ocasión en lo que va del año debido a una queja por el cierre de un deportivo en 2021, pero ¿cuál es el deportivo que cerró y por el que la inhabilitaron?

El Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México determinó, el pasado 10 de junio, inhabilitar a Sandra Cuevas por abuso de funciones debido a una queja por el cierre del Centro Social y Deportivo Guelatao, mejor conocido como deportivo Guelatao, en 2021.

Se trata de un inmueble inaugurado en 1975, ubicado en República de Honduras esquina con Ignacio Comonfort, en La Lagunilla, el cual ha sido sede de los Juegos Panamericanos en 1975 y semillero de atletas mexicanos como el luchador olímpico Daniel Aceves Villagrán, quien ganó la plata en los juegos olímpicos de Londres 1984.

El también llamado “centinela de concreto” sufrió importantes daños estructurales, sobre todo en la alberca y fosa de clavados, en el sismo del 19 de septiembre de 2017, por lo que en 2020 se inició un programa de rescate con una inversión de 33 millones de pesos para que  volviera a abrir sus puertas en 2021.

¿Por qué inhabilitaron a Sandra Cuevas?

Al asumir el cargo de alcaldesa de la Cuauhtémoc, Sandra Cuevas decidió cerrar el deportivo Guelatao el 11 de octubre de 2021, al considerar que el edificio era considerado de “alto riesgo”.

Luego de conocer la resolución del Tribunal, la alcaldesa argumentó que determinó cerrar el deportivo Guelatao a petición de los trabajadores del inmueble quienes solicitaron una revisión detallada de la estructura porque “temían por su vida” al ver las condiciones del inmueble.

“El tema del Deportivo Guelatao es absurdo, tengo cinco dictámenes en donde los diferentes documentos muestran desde el 2017 que tiene afectaciones, por esa razón cuando llego decido cerrarlo, y lo cerré por 41 días, lo hice porque me lo exigieron a través de una carta compañeros de trabajo y que lo revisara porque tenían miedo de trabajar ahí”, explicó en conferencia de prensa.

Cuevas consideró que su único delito fue haber cerrado el inmueble mientras esperaba el dictamen de riesgo del Gobierno de la Ciudad de México que determinó bajo riesgo, por lo que decidió reabrir el deportivo.

Esta no es la única queja que enfrenta Sandra Cuevas, pues también cuenta con una sentencia por una multa que le fue impuesta por un juez, luego de que vecinos de la colonia Juárez la “acusaran” por no acatar la suspensión del Bar Toledo Rooftop.