Dom. Sep 26th, 2021

94% de los mexicanos que murieron por COVID eran obreros, amas de casa y jubilados: UNAM


Ciudad de México a 24 de mayo de 2021. (Redacción).- 

No cabe duda que cuando hablamos del riesgo de enfermar y morir por COVID-19, las circunstancias socioeconómicas están ampliamente relacionadas. Así lo revela una investigación de la UNAM, pues indica que la mayoría de muertes en México por coronavirus (el 94%, para ser precisos), eran obreros, amas de casa y personas jubiladas.

Factores sociales influyen en el riesgo de contagiarse y morir por COVID-19 en México

La investigación, que lleva por nombre “Impacto de los determinantes sociales de la COVID-19 en México”, señala que factores como la pobreza y la falta de acceso a la atención médica, los cuales afectan a la población vulnerable del país, influyen notoriamente en el riesgo de enfermar y morir por coronavirus.

Como dijimos al principio, el dato más preocupante de la investigación es que la mayoría de muertes por COVID en México se concentra en tres grupos: obreros, amas de casa y personas jubiladas o pensionadas“El resto corresponde a profesionales, directivos y trabajadores del arte y espectáculo”, señalan.

Pero eso no es todo. La investigación realizada por Alejandro Cortés Meda (doctorante en Ciencias de la Salud) y Guadalupe Ponciano Rodríguez (profesora del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM), también detalla que el 92% de los decesos se dieron en instituciones públicas de Salud y sólo el 2% en hospitales privados.

De esa cifra resalta que el 52% de los decesos se dieron sólo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 32% en unidades médicas de la Secretaría de Salud, y el 8% de las muertes por COVID en México ocurrieron en el ISSSTE.

“Los datos aquí mencionados apuntan a grandes diferencias tanto en nivel de contagio como en la gravedad y mortalidad de la COVID-19, según el nivel socioeconómico”, señala la investigación. “…debemos considerar la enorme desigualdad social, la alta prevalencia de enfermedades crónicas, la existencia de zonas y grupos altamente vulnerables por su condición socioeconómica y la poca capacidad de respuesta institucional para el cuidado de la salud antes y durante la pandemia”.

El nivel de escolaridad también fue considerado

Otro dato muy impactante de esta investigación, es que la mitad de las personas que murieron por COVID en México sólo habían estudiado hasta la primaria. “En México, la baja escolaridad está asociada a condiciones precarias de vida y salud y a un mayor riesgo de muerte. No cabe duda que el COVID-19 ha afectado en gran medida a la población con menor escolaridad”, indica el informe.

Aunque el informe señala que se necesitan más datos, separados por nivel socioeconómico, para establecer conclusiones más contundentes sobre el impacto de factores sociales y el riesgo de morir por coronavirus en México, los investigadores dejan claro que existe una clara relación entre la desigualdad y el impacto del virus.

“…resulta evidente que las inequidades sanitarias en grupos vulnerables de nuestro país son una realidad que ha configurado el estado de salud de cada individuo y ha dado como resultado una mayor afectación por el SARS-CoV-2″.

La investigación se realizó con datos recabados hasta el 11 de marzo del 2021, un año después de que COVID-19 fuera declarado oficialmente como una pandemia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *