Mar. Ago 9th, 2022

Dan banderazo de salida a nuevo tren para la Línea 1 del Metro

Cuidad de México | 19 de julio de 2022. | Redacción.-

Con una proyección de arqueoastronomía maya y mexica; Major Tom, de David Bowie, y la intensa alegría de Julieta Fierro, el Planetario Luis Enrique Erro del Instituto Politécnico Nacional (IPN) volvió a abrir sus puertas.

Siendo las 12:51 de este jueves, el director general del IPN, Arturo Sandoval Reyes, hizo oficial la reanudación de actividades, a dos años y tres meses de su obligada suspensión por culpa de la pandemia de Covid-19.

Durante este tiempo, se explicó en la ceremonia de reapertura, el icónico recinto capitalino sufrió deterioros; por lo cual, a finales del año pasado comenzaron los trabajos de mantenimiento y renovación, con el apoyo de cerca de un millón de pesos aportados por Fundación Politécnico A.C.

“Les puedo asegurar que estamos listas y listos para arrancar con las actividades, entre las que se destaca la exhibición de cinco cápsulas sobre la importancia de la sana alimentación, dirigidas a niñas y niños de escuelas marginadas, así como a estudiantes de nivel medio superior del Politécnico”, detalló Reyes Sandoval.

“Las puertas estarán abiertas a todo público a partir del próximo 9 de agosto, esto es considerando el periodo vacacional de primarias y secundarias, con proyecciones en un horario desde las 10:00 horas y hasta las 17:30, de martes a domingo”, precisó, por su parte, la secretaria de Investigación y Posgrado del IPN, Laura Arreola Mendoza.

En el acto celebrado desde el Domo de Inmersión Digital, y con varias autoridades y directivos del IPN reunidos en lo que se consideró un “día de fiesta y celebración”, el Planetario fue referido como un “monumento vivo”, así como un referente cultural, científico y hasta turístico de la CDMX.

Y es que, desde su apertura el 2 de enero de 1967, el recinto que lleva el nombre del importante astrónomo y cocreador del IPN -y uno de los dos mexicanos que han sido reconocidos con un cráter lunar nombrado en su honor- ha recibido a más de 10 millones de personas, mayoritariamente niños y jóvenes que acuden en las tradicionales visitas escolares.

En 2019, su último año de operación previo a la contingencia, atendió a alrededor de 136 mil 386 visitantes; 11 mil 365 por mes, en promedio, compartió Reyes Sandoval, quien adelantó que con la reapertura esperan recibir a 2 mil niños y jóvenes en los próximos dos meses.

“Podemos afirmar que entre el Planetario y la sociedad se ha tejido ya un vínculo simbólico y afectivo que no sólo impacta en el bienestar de la sociedad y de las personas, en el bienestar psicosocial, sino que constituye la identidad cultural de la Ciudad de México, y representa un verdadero caso de la apropiación que puede tener la sociedad de un recinto tan importante”, destacó el titular del IPN.

“En este contexto, el Planetario se consolida como proyecto tecnológico y de divulgación de la ciencia del IPN, el cual promueve la apropiación social del conocimiento científico a través de medios visuales de vanguardia y de exposiciones interactivas, contribuyendo así a la diseminación del conocimiento en beneficio de las niñas, los niños y los adolescentes”, agregó Arreola Mendoza.

La reactivación del Planetario Luis Enrique Erro (Av. Wilfrido Massieu, Colonia Nueva Industrial Vallejo) se da a unos días de que un generalizado furor astronómico se desatara gracias a las primeras imágenes del Telescopio Espacial James Webb, incluida la más profunda y nítida del universo lejano que se ha tomado hasta hoy, y que fue celebrada por Reyes Sandoval.

Precisamente sobre este complejo instrumento, el cómo funciona y para qué fue construido, ofreció una charla magistral la física, astrónoma y divulgadora de la ciencia Julieta Fierro en el marco de la reapertura, valiéndose -fiel a su característico estilo lúdico- de embudos, sombreros y hasta haciendo volar mariposas frente al público reunido.

Un “Huélum” coreado por todos los presentes coronó la celebración, junto con estas palabras de Fierro parafraseadas por el titular del IPN: “Cuando nos sintamos tristes, pensemos en el universo, entonces nos maravillaremos y nos pondremos contentas y contentos”.